Golpe a la explotación sexual en Canarias

Bajo el nombre de “Operación Rupejini”, la Guardia Civil ha realizado un destacado operativo que condujo al rescate de un total de 25 víctimas de explotación sexual, incluyendo a una menor de edad, en la provincia de Las Palmas. Diez individuos fueron detenidos bajo sospecha de delitos graves como explotación sexual y blanqueo de capitales.

La investigación se inició a principios de año tras detectar una red de trata dedicada a reclutar víctimas en Sudamérica para su explotación sexual en Canarias. Las personas explotadas eran seleccionadas aprovechando su vulnerabilidad.

El modus operandi implicaba promesas de condiciones laborales que luego no se cumplían, generando una deuda que obligaba a las mujeres a prostituirse una vez en España.

Según informa 20 Minutos, la organización criminal estaba altamente estructurada, con roles para la captación, el transporte y la gestión de las víctimas. Estas eran alojadas en viviendas controladas por la red y constantemente vigiladas.

En una operación de gran envergadura, las autoridades llevaron a cabo 11 entradas y registros simultáneos, descubriendo a una menor entre las víctimas y imputando a los responsables por inducción a la prostitución de menores.

Además de las detenciones, se incautaron más de 120.000 euros en efectivo, vehículos y datáfonos. La operación fue un esfuerzo colaborativo entre varias unidades de la policía.

Finalmente, los detenidos y todas las diligencias fueron entregados a la autoridad judicial para continuar con el proceso legal en el Juzgado de Instrucción Número 1 de San Bartolomé de Tirajana, en Gran Canaria.

Imagen de AUGC