Preocupante aumento de la violencia contra el colectivo LGTBI

A pesar de los grandes avances sociales alrededor del colectivo LGTBI alrededor del mundo, el colectivo sigue siendo el objetivo de delitos de odio acompañados por acoso y violencia. Según El País, más de 280.000 personas sufrieron agresiones por su orientación sexual o por su identidad sexual en alguno o en varios momentos a lo largo de los últimos cinco años.

Según los datos del informe Estado de Odio 2023, el 29% de las personas que forman parte del colectivo ha sufrido acoso; el 27,5% ha sido discriminado, y el 8,6% ha sufrido agresiones y violencia física y sexual. Dentro de ese mismo estudio se hace hincapié en que las mujeres y las personas trans son quienes están sufriendo en mayor número ese tipo de violencias. 

Otro dato preocupante son las pocas denuncias que hay al respecto. Solamente 2 de cada 10 delitos de odio del colectivo son llevados a la justicia. Eso se explica, entre otros motivos, por la desconfianza hacia los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, por su poca preparación hacia este tipo de delitos y por su falta de compromiso con la protección del colectivo.

El 20minutos también recoge un informe de la ONG ILGA-Europa, que sitúa el pasado año 2022 como el más violento de los últimos diez para el colectivo. Uno de los motivos que señalan los expertos para explicar el aumento del acoso son los discursos de odio de la extrema derecha, que legitiman la violencia. También el crecimiento de los discursos de odio desde líderes religiosos, organizaciones de derecha y expertos de los medios de comunicación forman parte de la raíz del incremento del discurso anti LGTBI.

Otro de los puntos que denuncia ILGA son las “terapias de conversión”, que a día de hoy todavía se llevan a cabo y no son puestas al servicio de la justicia. Así como también es un problema la propuesta del pin parental donde se pretende vetar la educación sexual en los colegios. En cambio, en la ONG aplauden la nueva ley trans, que supone un soplo de aire fresco para el colectivo dotando de recursos tanto en justicia como en educación.

Ante el aumento de las cifras comentado, la Federación Estatal LGTBI+, así como otras entidades, exigen impulsar un Pacto de Estado contra estos delitos de odio. “Tenemos ley, pero el odio va a seguir existiendo y mientras siga alimentado desde las instituciones públicas las personas LGTBI+ seguiremos sufriendo agresiones y ataques en las calles, sentenció su presidenta.

Imagen de Medium